La crisis ambiental también es política

 En Editorial

La crisis ambiental es parte de los problemas que originaron el estallido social que vive Chile, pese a que no siempre están instalados en los primeros lugares de las preocupaciones que las organizaciones y actores sociales.

Por eso creemos que esta crisis es también una crisis ecológica. 

Las presiones ambientales son reflejo del modelo extractivista que exacerba la desigualdad social. Reflejo de ello es la tensión que se genera sobre los territorios, a los cuales el sistema transfiere los costos del modelo. 

Creemos que, en términos ambientales, en Chile se requieren abordar dos aspectos claves: 

Justicia ambiental que corrija la alta inequidad y Ordenamiento territorial efectivo que respete la vocación de los territorios. 

La Justicia Ambiental se entiende como: una equitativa distribución de las cargas y beneficios ambientales entre todas las personas de la sociedad, considerando en dicha distribución el reconocimiento de la situación comunitaria y de las capacidades de tales personas y su participación en la adopción de las decisiones que los afectan. 

A su vez,  el ordenamiento territorial es una demanda transversal de los actores ligados a temáticas ambientales que permita dar orientaciones sobre un desarrollo equilibrado de los territorios (y del espacio marítimo o maritorio) y que a su vez, permita limitar la excesiva libertad con que los proyectos de inversión se instalan en diversas zonas contando con el apoyo del ordenamiento jurídico y con la complicidad de los gobiernos que sobreponen el desarrollo económico por sobre directrices de interés público como: salud, seguridad, conservación de los recursos naturales, calidad ambiental, calidad de vida y equidad social. 

A nuestro juicio es importante que estos elementos estén incorporados dentro del debate sobre una nueva constitución. 

Entendemos que la reflexión sobre el modelo debe ser integral y comprender todos los espacios de preocupación de la ciudadanía

Estamos convencidos de que la crisis ambiental es eminentemente una crisis política. 

Por ellos, aspiramos a que del proceso actual surja una constitución democrática y con contenidos ecológicos que nos permitan reestablecer los equilibrios entre las diversas dimensiones de la vida.

Entradas Recientes

Deje su Comentario

CONTACTO

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt