Compromisos de Cambio climático. Menos de lo necesario

 En Editorial

Esta semana, el gobierno chileno dispuso para consulta pública, su Propuesta correspondiente a la primera actualización de la Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC), en el contexto del Acuerdo de París. 

LAS NDC son los compromisos que cada país se impone para aportar en la reducción global de emisiones de GEI que permitan detener el avance, hasta ahora inexorable, del cambio climático. En la actualidad, los compromisos climáticos de los países, colectivamente, están muy por debajo de las reducciones de emisiones de GEI necesarias para cumplir con el objetivo de temperatura de 1.5-2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales.

Específicamente, las emisiones globales deben reducirse en aproximadamente un 50 por ciento para 2030 para limitar el calentamiento a 1.5˚C. Si bien tal hazaña aún es técnicamente factible, requeriría cambios profundos en el comportamiento y las tecnologías en sectores que van desde la energía y el transporte hasta el uso de la tierra, la producción de alimentos y la industria en los próximos 10 años.

Como hemos dicho, el cambio climático está aquí y hay que enfrentarlo con la mayor urgencia posible. 

La Propuesta de contribución es la carta de presentación del país ante el mundo en materia de clima y si bien tiene avances importantes, por ejemplo, en la propuesta de Carbono Negro, Economía Circular y Océanos, creemos que es insuficiente considerando los desafíos del país. 

LA NDC debería ofrecer una acción verdaderamente transformadora en las áreas clave de la sociedad, pero está concentrada en áreas específicas. 

El mundo requiere, además de ambición, aumenta la escala y sobre todo la velocidad de las acciones para lograr la integración del clima a todos los espectros de la sociedad. 

Sabemos que la velocidad de la Política Pública no es precisamente una característica del sistema político chileno, que además, está desbalanceado en favor del enfoque económico, por sobre otras consideraciones. 

Es necesario que el Ministerio de Hacienda y todos los ministerios del área económica incorporen en sus reflexiones el enfoque de Clima. 

A nivel institucional, se requiere voluntad para poder construir los fundamentos políticos, legales e institucionales para la integración de la acción climática en todos los espacios. 

Adicionalmente, es urgente establecer de financiamiento para cumplir con los planes climáticos a la velocidad y escala requeridas. Si bien los países desarrollados se comprometieron en París a movilizar US $ 100 mil millones en financiamiento climático por año para 2020, este total, no será suficiente. 

Mientras tanto, los esfuerzos del país para movilizar las finanzas públicas y reorientan las prioridades están en una etapa muy temprana.

En suma, Chile requiere adoptar un enfoque integral para impulsar el clima y la sostenibilidad en conjuntos. 

Entradas Recientes

Deje su Comentario

CONTACTO

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt