Cápsula 9
Glaciares

 En Cápsulas

Por Javiera Valencia. Coordinadora de Ambiente y Cambio Climático. Fundación Nodo Social

Si pensamos en alguna evidencia concreta de que la temperatura del planeta está aumentando, el derretimiento de los glaciares es una de ellas. 

Los glaciares -al igual que cuando usted abre el refrigerador y siente el aire frio concentrado ahí-, aportan al equilibrio climático a escala mundial, generando un balance de temperaturas con aquellas zonas que se encuentran más cálidas. El ártico y la antártica, también ayudan a regular las corrientes oceánicas, que colaboran para mantener la temperatura promedio del planeta y la vida tal como la conocemos.

Sin considerar la Antártica y Groenlandia, a nivel mundial Chile posee el 3,8% de la superficie glaciar. A escala sudamericana, concentramos el 76%.

Nuestro país cuenta con una superficie de 23.642 km2, el equivalente 28 lagos Llanquihue, el lago más grande en nuestro territorio nacional. Tamaña superficie de glaciares es importante considerarlas como “reservas de agua”, que es necesario proteger en el evidente escenario de calentamiento global.

Los glaciares que en nuestro país se encuentran en la Cordillera de los Andes, Campos de Hielo y Patagonia, son ecosistemas altamente sensibles y complejos reguladores del clima a nivel mundial y local, como también proveedores de agua a nuestros ríos y napas subterráneas en periodos en que no hay precipitaciones.

Además del derretimiento producto del calentamiento global, existen actividades industriales como la minería, que constituyen una amenaza para estos ecosistemas sumamente sensibles porque necesitan removerlos para la extracción de los minerales. Cuando hablamos de glaciares, no sólo hablamos de grandes masas de hielo blancas, sino que también, hablamos de glaciares con igual o superior importancia que son los glaciares rocosos. 

Hoy los glaciares entregan agua a muchísimas comunidades que requieren del vital elemento para sobrevivir. Ya en el año 2011, un estudio realizado para la Dirección General de Aguas, que estudió 147 glaciares, indicó que el 98% está retrocediendo.

La emergencia climática, en un país tan vulnerable como el nuestro, nos hace reconsiderar y valorar lo que tenemos; hay que protegerlos por vía legal para evitar su destrucción, considerándolos por sobre todo bien común y bien nacional de uso público.

Hay que impedir, cualquier tipo de daño o impacto que incremente su derretimiento. Son imprescindibles por el bien de las futuras generaciones, afirmación, por cierto, la UNESCO como el Panel Intergubernamental de Cambio Climático ya han alertado al mundo en sus reportes. 

Evitar que los glaciares se derritan es estratégico para Chile, porque en ellos está una reserva importante de abastecimiento de agua para consumo humano presente y futuro, sustento de la vida en las cuencas hidrográficas, aporte de agua a los ríos, mantención de actividades agrícolas entre otros tantos servicios ecositémicos que entregan.

Entradas Recientes

Deje su Comentario

CONTACTO

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt