Cápsula 3
Las Causas del Cambio Climático

 En Cápsulas

Por Javiera Valencia. Coordinadora de Ambiente y Cambio Climático. Fundación Nodo Social

La Revolución Industrial fue un periodo de gran transformación en procesos productivos, pero a la vez, esto provocó consecuencias sociales y económicas de gran alcance. 

Desde esa época, el crecimiento económico ha traído bienestar social y con ello, el aumento de población a nivel mundial, que actualmente son mayores que nunca. La necesidad de energía requerida para hacer funcionar las industrias, ha tenido consecuencias devastadoras. Hoy, las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso son tan altas que no existen antecedentes de un número parecido al menos los últimos 800.000 años. 

Los 7.600 millones de personas que habitamos el planeta, necesitamos alimentarnos para sobrevivir. La gran producción de alimentos proviene de la fabricación agrícola en masa, que permite el intercambio de alimentos incluso a nivel mundial y en cualquier época del año. Pero la utilización de tierras productivas para los grandes monocultivos ha generado una tremenda deforestación.

La demanda por el consumo de carne es otro factor importante, no solo porque también ha arrasado con bosques para la crianza de ganado, sino que la producción de metano emanado por los gases de los animales, retiene 23 veces más calor que el CO2. Se estima que la ganadería intensiva es responsable entre un 6 y 32% de los gases efecto invernadero.

La deforestación ha permitido hacer un cambio en el uso del suelo, pero ha impedido que las plantas absorban el CO2 liberado a la atmósfera mediante su proceso de fotosíntesis. Deforestación que no solo implica a la amazonía o grandes bosques planetarios. También tiene que ver con aquellos ecosistemas amenazados por mega proyectos de inversión, plantaciones forestales industriales y la expansión de las ciudades. 

Los niveles de CO2 han marcado un record histórico superado las 415 partes por millón, cuando el límite para mantener la vida tal como la conocemos es 350.

Además, está el crecimiento de la urbanización: para albergar a la población es necesario intervenir el uso del suelo provocando tensión entre pavimento urbano versus bosques o matorral. El transporte y la alta demanda, también contribuye a las emisiones de gases que calientan la atmósfera: los vehículos, aviones y barcos necesitan combustible para su funcionamiento, y cada vez hay más. 

En los últimos 170 años, nuestro modo de vida ha generado que aumentemos la temperatura del planeta en 1 grado, lo que puede sonar inofensivo, sin embargo, es la diferencia entre hielo y agua líquida. Para el planeta es demasiado.

En la COP 25, Chile debe tomar el liderazgo de exigir mayor ambición. No debemos pensar que tendremos más oportunidades, más COPs por delante, porque así han pasado 25 años y estamos en el límite de llegar a un punto de no retorno.

Entradas Recientes

Deje su Comentario

CONTACTO

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt